Home PATAGONIA Desmontando a un feroés en cuatro preguntas